viernes, 11 de diciembre de 2009

Técnicas y estrategias de la PNL relacionadas con el Reiki

Acompasar. Es el establecimiento de sintonía o igualación del lenguaje verbal y no verbal del practicante de Reiki con el paciente. Mediante el acompasamiento el practicante de Reiki busca el logro de una especie de mimetismo conductual con el paciente adecuándose al ritmo de respiración y acompasando con la voz, teniendo en cuenta las características de timbre, tono, ritmo, volumen, entre otras.



Afirmaciones. Son frases u oraciones repetidas varias veces con el propósito de cambiar el sistema de creencias y de realizar nuevas programaciones cerebrales. También son conocidas como mantra por su origen hindú. Algunas afirmaciones o mantras usados en Reiki son los nombres de los símbolos que usa el practicante iniciado en el segundo nivel. Otras afirmaciones útiles en la práctica del Reiki son:

a) “Yo soy perfecto”
b) “El amor de Dios me asiste”
c) “Yo soy salud perfecta y correcta”
d) “Pido la asistencia de los Maestros del Reiki para realizar esta sanación”
e) “Disfruto de mi edad”
f) “Los libros son mis amigos”
g) “Soy muy alegre y divertido”
h) “Om mani padme hum”
i) Entonar las notas musicales para activar los chacras.
j) Entonar los mantra de los símbolos del Reiki.

Agudeza sensorial. Carrión (2007) la define como el “desarrollo de la capacidad de captar microconductas y sutilezas en las manifestaciones que percibimos visual, auditiva y kinéstesicamente, y que nos llegan tanto del mundo exterior como interior”.



Con la agudeza sensorial el practicante de Reiki busca detectar que partes del cuerpo energético del paciente están funcionando inadecuadamente.
Desde el primer nivel de Reiki, el participante aprende a desarrollar la agudeza sensorial, fundamentalmente con las manos, mediante la técnica de escaneo, llamada byosen en japonés. El practicante de Reiki pasa su mano dominante, en forma cóncava, por el cuerpo del paciente, sin tocarlo.

Arjava (2001) describe algunas de las respuestas sensoriales que puede tener el practicante mientras realiza el escaneo: “Posiblemente sientas un cosquilleo en tus manos, También puede ser la sensación de calor, magnetismo o presión… Quizás “veas” la parte correcta del cuerpo –o la “escuches”. No te preocupes si esto suena un poco loco: para una persona con tendencia hacia lo auditivo es normal “escuchar voces”, así como también lo es para una persona más visual tener “leves alucinaciones”. Sé simplemente lo más consciente posible mientras realizas esto” (p. 160)



Ancla. De acuerdo a Carrión (2003) es la “técnica que consiste en provocar un estímulo sensorial específico para evocar instantáneamente una determinada respuesta, recuerdo, estado interno, sensación, previamente instalada” (pag.160).

Algunas de las anclas usadas en el Reiki son:

a) Activación de los chacras mediante el mandala o con el respectivo color asociado a cada uno de ellos. La visión de los símbolos usados en el segundo nivel.
b) Entonar la nota musical, la afirmación o mantra asociado con cada chacra para activarlo. Entonar el mantra de cada uno de los símbolos aprendidos en el segundo nivel de Reiki. Un clásico ancla usado para sanar a los niños es el “sana, sana colita de rana, si no sanas hoy sanarás mañana”
c) Colocar las manos en forma cóncava en la ubicación delantera y/o trasera de cada chacra en sí mismo o en el paciente.

Línea del tiempo. O´Connor y Seymour (1995) la definen como “la forma como almacenamos escenas, sonidos y sentimientos de nuestro pasado, presente y futuro”.

El Reiki, a partir del segundo nivel, utiliza unos símbolos y estrategias para poder “sanar” y reprogramar eventos del pasado en sí mismo o programar eventos futuros en forma positiva.



Meditación es usada por la mayoría de los sistemas de sanación natural y describe la práctica de un estado de atención concentrada, sobre un objeto externo, pensamiento, la propia consciencia, o el propio estado de concentración.

El practicante de Reiki realiza varios tipos de meditación, siendo gassho meiso (meditación con las manos juntas), la más utilizada. La misma consiste en centrar toda la atención en el punto en que se encuentran los dedos medios y olvidarse del entorno.

Metáforas. Sambrano (2004) manifiesta que “en la PNL se utiliza la metáfora, para designar, aquellas historias (cuentos, anécdotas, parábolas, alegorías, etc.) que implican comparación y que tienen como fin, crear un clima para que el inconsciente capte mejor algún mensaje que se quiere enviar, para resolver algún problema”. El practicante Reiki puede ir narrando una metáfora relacionada con el motivo de consulta o problemática que presenta el paciente mientras le administra la sanación energética.



En los niños, esta estrategia es muy útil pues ellos son más fáciles de imaginar y poder resolver la información sugerente y envolvente que relacionada con su situación.

Posiciones perceptivas. Son las diferentes formas de analizar, experimentar o vivir cualquier experiencia presente, recuerdo del pasado o proyecto del futuro. Las posiciones perceptivas son:

a) 1era posición o yo mismo
b) 2da posición: el otro
c) 3era posición: observador
d) 4ta posición: metaposición

El practicante de Reiki, fundamentalmente desde el segundo nivel trabaja con las posiciones perceptivas cuando administra energía sanadora a distancia (enkaku chiryo) en el presente del paciente fuera de campo físico actual y lo combina con la línea del tiempo para sanar situaciones del pasado donde se ubica en 3era y 4ta posición.



Relajación. Es la distensión de los músculos, el aflojar, soltar las tensiones para eliminar las respuestas psicofisiológicas ante situaciones estresantes. Esta es una técnica utilizada y sugerida por la mayoría de los sistemas de sanación.

Sistema de Representación. Es la manera como codificamos información en nuestra mente mediante uno o más de los cinco sistemas sensoriales: visual, auditivo, kinestésico, olfativo y gustativo.

Cada practicante de Reiki, de acuerdo a su canal o sistema de representación predominante, podrá tener experiencias existenciales únicas durante la puesta en práctica de los ejercicios de relajación, meditación, visualización y administración del Reiki en sí mismo o en otras personas.

Submodalidades. Son los aspectos o cualidades de los sistemas de representación mediante los cuales nuestro cerebro clasifica y codifica las experiencias sensoriales y representacionales.

El practicante de Reiki puede hacer uso mediante visualizaciones de las submodalidades visual (forma, tamaño), auditiva (tono, volumen) o kinestésica (sensaciones olfativas, gustativas, térmicas) que pueden afectar al paciente reduciendo el tamaño del evento perturbador, bajándole el volumen y/o teniendo sensaciones mas placenteras, todo esto mientras le administra Reiki y así potencia el proceso sanador que está realizando.

Trance. Es un estado de conciencia equivalente a la hipnosis mediante la cual la mente del practicante de Reiki está más receptiva a las proposiciones que se le presentan (externas o internas), volviéndose hacia sí mismo y donde su foco de atención se concentra con mayor precisión en un objeto determinado. Este objeto es la canalización de la energía Reiki que luego es transmitida a la zona del cuerpo donde se está imponiendo las manos.


Visualización. Es el proceso de generar imágenes en nuestra mente. Las imágenes pueden ser creadas o recordadas. Mediante esta técnica el practicante puede “ver” en su imaginación, objetos, personas y situaciones en las cuales logra la meta deseada. Es una técnica muy útil no solo para el crecimiento personal del practicante sino para usarla en los pacientes durante la administración de la energía Reiki.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada